lundi 11 janvier 2021

Resumen de diciembre de 2020, y algunos libros

 

31 de diciembre de 2020, por Lunettes Rouges


(artículo original en francés, aquí)


Este mes, 17 reseñas, de las cuales 11 sobre iglesias parisinas


1 de diciembre: Cristina Ataide, en rojo y negro

de diciembre: Tres exposiciones en Lisboa (Filipa Ventura, Catarina Marto & Raquel Pedro, et Elisa Pône)

de diciembre: El régimen israelí de ocupación, archivo fotográfico (1967-2007), Ariella Aïsha Azoulay

14 de diciembre: El pinball situacionista (Jacqueline de Jong)

15 de diciembre: Christo y los cernícalos (Cahiers d’Art)

16 de diciembre: Tiempo fantasma, tiempo gratuito (Raphaël Dallaporta)

17 de diciembre: Periplos parisinos 1 : Iglesia de San Dionisio del Santo Sacramento (Delacroix)

18 de diciembre: Periplos parisinos 2 : Iglesia de San Pablo y San Luis (Delacroix)

19 de diciembre: Periplos parisinos 3 : Iglesia de San Sulpicio (Delacroix)

20 de diciembre: Periplos parisinos 4 : Saint-Germain-des-Prés (Restout et Heim)

21 de diciembre: Periplos parisinos 5 : Saint-Germain-l’Auxerrois

22 de diciembre: Periplos parisinos 6 : Saint-Gervais-Saint-Protais (Préault)

23 de diciembre: Periplos parisinos 7 : Saint-Louis-en-l’Île (Lehmann)

24 de diciembre: Periplos parisinos 8 : San Francisco Javier (Tintoretto, Giordano, Gennari)

25 de diciembre: Periplos parisinos 9 : Saint-Michel-des-Batignolles (Morgan Snell et Chicotot)

26 de diciembre: Periplos parisinos 10 y último : Saint-Séverin (Bazaine, Brueghel, Schneider)

27 de diciembre: Periplos parisinos : pequeño recuento


Algunos libros

Nota de deontología: Desde hace algunos meses, como veo menos exposiciones escribo mucho más sobre libros. Quisiera explicar las reglas que me he fijado. Sistemáticamente escribo sobre los libros que le he solicitado al editor (difusor o museo), a veces unas líneas, otras artículos enteros, según mi interés y mi inspiración. Casi siempre escribo sobre los libros que me envían sin haberlos solicitado, salvo si para nada me interesan. Y, en los dos casos escribo «recibido en servicio de prensa». También escribo sobre libros que yo mismo compro e incluso sobre libros que he solicitado y que no me han enviado por temor a la crítica y que de todas maneras he comprado (y, por perfidia indico entonces el precio). Y, espero que ustedes lo hayan visto, aquí por ejemplo, no es porque recibo un libro gratuitamente que ello influencia mi juicio. 


Yves Klein, Les éléments et les couleurs, Paris, Arteos, 2020, 248 páginas, más de 120 reproducciones en color de obras de Yves Klein y numerosos documentos en blanco y negro. Una obra que acompaña la exposición del mismo nombre (que no he visto, hasta el 29 de enero, pero no soy el único: solamente encontré una crítica) en el Domaine des Etangs en Massignac (hotel de lujo con un espacio para exposiciones), comisarios Daniel Moquay y Philippe Siauve. Ensayo bilingüe francés inglés de Kalus Ottmann, reseñas de Ottmann sobre algunas obras. No es verdaderamente un catálogo de exposición sino más bien una obra de referencia sobre Yves Klein que está organizada en seis partes: los cuatro elementos alquímicos, fuego, agua, tierra y aire (cada de las obras va con uno de los elementos), además de lo inmaterial (en particular las Zonas de sensibilidad pictórica inmaterial), y un capítulo un poco flojo sobre los colores (entre ellos el exvoto a Santa Rita de Cascia), además de unas imágenes de reactivación de algunas de sus instalaciones (y vistas del parque del castillo...). El ensayo de Ottmann insiste sobre la espiritualidad de Klein, católico y rosacruz, utopista sin ser místico, influenciado por Fourier y por Bachelard; se trata sobre todo de una historia intelectual de Klein (su libro anterior se llamaba Yves Klein el filósofo) respaldada con numerosas citaciones del artista. En ese contexto, más filosófico, hubiéramos podido desear más referencias a la alquimia y a la Rosacruz, incluso al pensamiento de los Arqueros de San Sebastián, pero es una demostración interesante y original en relación con la mayoría de los escritos más clásicos sobre el artista, aunque pueda desconcertar. Libro recibido en servicio de prensa.


Manifesta 13 Marseille, Le Grand Puzzle, Berlin, Hatje Cantz, 2020, 336 páginas (también existe en inglés). Con motivo de Manifesta, el gabinete holandés de arquitectura MVRDV y la universidad de Delft (The Why Factory), bajo la dirección de Winy Maas realizaron un estudio urbanístico de Marsella, la ciudad francesa más abierta al mundo, ciudad rebelde, multicultural, creativa, orgullosa y que acoge a todos los exiliados. Después de las entrevistas a personalidades (prefacio de Jean-Claude Gaudin, eso era antes...), a universitarios, a gente de la cultura y también a un agente de mantenimiento y a dos dirigentes del OM (Olímpico de Marsella), el libro presenta 35 representaciones cartográficas con datos estadísticos que comparan a Marsella con otras ciudades portuarias europeas (Oslo, Copenhague, Rotterdam, Valencia, Nápoles y Atenas; curiosamente Barcelona no): Marsella es la número uno por vivienda insalubre, por voto a la extrema derecha, por número de barrios cerrados, número de habitantes de la calle, n°2 por homicidios (después de Atenas) n°3 por pobreza, n°4 por número de mezquitas y n°6 por la proporción de habitantes extranjeros (sin ciudadanía), muy diferente de lo que se cree. En fin, unas treinta propuestas más o menos utópicas, como por ejemplo un pulverizador gigante delante de la Mayor, un puente hacia Argelia (752km) y un coloso a la entrada del Vieux Port (para reemplazar el puente trasbordador). Y poca cosa para mejorar la vida en los barrios del norte... Libro recibido en servicio de prensa.


Nino Migliori, Lumen, Cappella dei Pianeti e dello Zodiaco nel Tempio Malatestiano, San Severino Marche, Quinlan, 2017, 100 páginas, 40 fotografías en blanco y negro. Nino Migliori no tiene sino 94 años, y es uno de los más grandes fotógrafos italianos contemporáneos, es muy poco conocido en Francia; su obra va del neorrealismo a la experimentación alquimia, pasando por una reinterpretación de la realidad, cuyas series Lumen son un ejemplo. ¿Cómo veían las esculturas en bajorrelieves los contemporáneos del Medioevo y del Renacimiento en la oscuridad de las iglesias a la luz de las velas? Entonces, Migliori, iluminado con vela fotografió los leones de la Catedral de Modena, la lamentación sobre el cuerpo de Cristo de Boloña, el Cristo velado de Nápoles, la Tumba de Ilaria en Lucques, el Bautisterio de Parma y, aquí, la Capilla de los Planetas y del Zodiaco del Templo Malatestiano en Rimini, con los bajorrelieves de Agostino Duccio que muestra los doce signos zodiacales y también siete dioses y diosas de la antigüedad para los planetas (lo que no apreció nada Pío II: «menos una iglesia cristiana que el templo de infieles adorando al demonio»). Las hermosas fotografías en primer plano, de bellísima impresión sobre fondo negro, juegan con la materia del bajorrelieve y la fragilidad de la luz. Textos en italiano de Moreno Neri y de Roberto Maggiori, comisario de la exposición en Rimini en 2017/18. Libro recibido en servicio de prensa.


Varios libros de fotografía, también de la editorial italiana Quinian: Fabio Torre sobre el famoso Hotel Chelsea en New York (en inglés e italiano); A Macchia do Leopardo de Renato Gasperini (con un bonito texto de Sabrina Ragucci sobre la silla de Vincent, en italiano); Populusque, de Pietro de Tilla y Carlo Matteo Golla sobre unas personas en traje de centurion romano (texto de Sergio Giusti, en italiano); una reedición (prefacio por Italo Zannier) de un libro de 1903 sobre los tatuajes de los criminales (por temas: religioso, de vendetta, políticos, eróticos y obscenos, afectivos, contra la mala suerte, de animales) con 42 fotografías sorprendentes y textos en italiano de Emanuele Mirabella y del famoso Cesare Lombroso; Miss Q Lee de Jacopo Benassi sobre un transexual; y el catálogo de una exposición de unos cien retratos nada tradicionales de 27 fotógrafos italianos, entre ellos Nino Migliori (nacido en 1926), Guido Guidi, Mario Cresci, Paolo Gioli (Sconosciuti), Fabio Sandri, hasta Fabrizio Bellomo (el más joven, nacido en 1982; dibujos variopintos con bolígrafo), y un texto en italiano de Roberto Maggiori. Libros recibidos en servicio de prensa.


Para terminar, varios libros de fotografía publicados por Espacio Jhannia Castro en Oporto: la española Ampara Garrido fotografía a lo largo de las estaciones,  Tiergarten, un jardín romántico; Juan Rodriguez, en Nowhere, muestra fotos de  viaje que son a menudo inciertas y misteriosas; Igor Sterpin, que vive en Oporto, muestra paisajes brumosos, detalles ambiguos, sombras invasoras; unas vistas nocturnas de Paris por Andréas Lang; y las sombras fotográficas de prostitutas filipinas de Guy Monnet procuran devolverles la dignidad a esas mujeres, sin voyerismo (textos de Elvira Lindo y de Maité Leal). Libros recibidos en servicio de prensa. 


 


Aucun commentaire:

Publier un commentaire