lundi 5 octobre 2020

Calle de la Esperanza, ¿callejón sin salida? (Riccarda Montenero)

 


3 de octubre de 2020, por Lunettes Rouges


(artículo original en francés, aquí)


Riccarda Montenero, La tana 1


Riccarda Montenero fotografía cuerpos, bonitos o feos, desnudos o vestidos, tiesos o torcidos, ondeantes o desplomados, y las paredes de la galería Mémoire de l’Avenir (hasta el 10 de octubre) están cubiertas de tiradas pegadas las unas contra las otras. Algunas son polípticos que cuentan fragmentos de historias, otras improvisadas solitarias. La mayoría juegan con los matices de gris y, cuando hay color, este es leve, degradado, atenuado. 


Riccarda Montenero, La flor 1


Hay mujeres que ríen y otras que se entregan al placer, hombres elegantes que son sus sirvientes y otras que muestran su angustia sin refugio. Hay fragmentos de cuerpos, cabezas vueltas, piernas desnudas, senos descubiertos, hay manos huesudas que cogen falsas copas de vino, y caras mal afeitadas y aturdidas. Hay mantas de habitante de la calle, vestiditos negros ajustados y sábanas arrugadas después del amor. 


Riccarda Montenero, Respiro


Se yuxtaponen escenas trágicas de calle (¿es esa la calle de la esperanza?) y escenas de camas sensuales si no alegres. El amor y la muerte se frecuentan, como lo hacen desde la eternidad, y se juntan: esta mujer se extasía o sufre (al mismo tiempo leo, Extasiarse como una Santa de Pascal Ory, ¿en torno a la Teresa de Bernin?) El hombre negro en primer plano ¿mendiga, agrede o intenta simplemente  entablar el diálogo con ella, con nosotros?


Riccarda Montenero, Odisea en los ojos 5


Y, en las fotografías mismas hay trazos, dibujos, palabras: aquí tenemos un desdoblamiento de la imagen y un cuerpo dibujado, allí un grafiti, más allá una especie de trama. Como si la foto no fuera suficiente, no para mostrar sino para permitirle a la artista que se exprese, y que tiene que hacer el doble de esfuerzos para evidenciar su sensación, con un rayonazo rabioso o sensual. 


Riccarda Montenero, El Ella el Otro


Quizás se trate de un trabajo más político, más comprometido que lo que he percibido, quizás la artista quiera ante todo denunciar la violencia, la que se le impone a las mujeres y la impuesta a los sin domicilio. Pero ¿y la esperanza? ¿Será entonces un callejón sin salida?


Riccarda Montenero, Luz en la noche 1


Bonito catálogo, con bonitos textos de Isabelle de Maison Rouge, de François Salmeron y de Laura Manione, y un guión poético de Teresa Scotto di Vettino. Leer también a Christian Gattinoni. 


Fotos cortesía de la artista


Aucun commentaire:

Publier un commentaire