dimanche 15 novembre 2020

¿Puede la fotografía ser abstracta?

 


14 de noviembre de 2020, por Lunettes Rouges


(artículo original en francés, aquí)


Vista de la exposición « La Photographie à l’épreuve de l’abstraction » au CPIF; obras de James Welling, Alison Rossiter, Isabelle Giovacchini, Michel Campeau y Chris McCaw


No me es fácil escribir una crítica sobre las tres exposiciones sobre «la fotografía resistente a la abstracción» programadas en el CPIF de Pontault-Combault, en L’Onde en Vélizy y en el FRAC Normandie de Rouen, que visité antes del confinamiento y que quizás puedan ver cuando abran de nuevo. No es fácil porque es una materia que forma parte de los temas sobre los cuales trabajo desde hace años, sobre los que he escrito mucho (y he escrito sobre 25 de esos artistas, aquí o en otros lugares), y porque no quiero infligirles una penitencia demasiado académica en relación con esas exposiciones.  


Matan Mittwoch, Waste, 2016, 213x160cm; FRAC Normandie Rouen


Ante todo les diré que descubrí cierto número de fotógrafos que no conocía en absoluto, o que conocía mal, por ejemplo el israelí Matan Mittwoch (que ya habían presentado en L'Onde), la neerlandesa Anouk Kruithof (abajo), o el portugués Francisco Tropa de quien ignoraba el trabajo fotográfico. Aunque extrañé mucho la ausencia incomprensible de artistas que practican el quimigrama, de Pierre Cordier a Fanny Bueguely, presentan un rico panorama (aproximadamente 60% son extranjeros) de fotógrafos contemporáneos no figurativos, a pesar de algunas redundancias, en especial en el grupo de los jóvenes. Escribo no figurativos porque muchos de entre ellos hacen imágenes de aspecto claramente abstracto pero a partir de tomas de lo real, que a menudo hacen ilusión: es en realidad muestra incapacidad para descifrarlas, para vincularlas con algo real que las vuelve abstractas (por ejemplo los fotogramas bastante concretos, bastante reales, de las nervaduras de un manzano de Lisa Oppenheim, aquí abajo). Un tema sobre el cual además, habrá que profundizar: ¿Qué significa la palabra abstracto en fotografía? El filósofo inglés Diarmuid Costello es indudablemente el que mejor ha estudiado el tema, al clasificarlo de manera muy lógica, en diversos tipos de abstracción (o seudoabstracción). Pero esto es un blog y no un ensayo para el British Journal of Aesthetics, y temo aburrirlos. 


Lisa Oppenheim, Landscape portraits (Apple), version IV, 2015; L’Onde


Como visitante, podemos plantearnos estas exposiciones, pletóricas y, que me parecen poco estructuradas (probablemente a causa de la dispersión en tras lugares y entre tres curadores), de diferentes maneras. Podemos simplemente disfrutar de la belleza de las imágenes, de sus formas y colores; dándole la prioridad a la sensación, al impacto visual, a la inmersión en el color. Podemos interesarnos por las técnicas que permiten construir tales imágenes (y hay que reconocer la exploración la exploración de lo numérico, con por ejemplo Lionel Bayol-Thémines*) e interesarnos por su historia y su arqueología. También podemos mirarlas como objetos materiales, físicos, tangibles, más bien que como auténticas representaciones, lo que predomina en el trabajo de Kruithof, aquí abajo, por ejemplo. También podemos filosofar y provocar cuestiones ontológicas sobre la abstracción. Cada una de las tres exposiciones, construida de manera independiente pero coordenada, tiene su estilo, su perfume, se entrecruzan y se completan. De los 68 artistas, unos quince están presentes en dos de los lugares de exposición y uno solo, James Welling, en las tres. 


Anouk Kruithof, Petrified Sensibilities n°01 & 09, 2017, en el CPIF


Redescubrir una fotografía que no es documental ni representativa es un fenómeno bastante reciente: hace unos diez años ese tipo de fotografía era más bien desconocida. Aunque esas exposiciones sean innovadoras, hay antecedentes: las primeras exposiciones colectivas europeas fueron en Italia y en el V&A, y la primera que trató el tema en Francia fue una buenísima de Ian Dibbets (incluso hay proyectos en la BnF y en el Atelier de Nantes). Como este artículo es bastante superficial, volveré sobre las exposiciones a través del catálogo cuando lo tenga; además de los documentos bastante completos de la página, usted puede leer dos críticas (Mouvement et la critique.org) y escuchar esta entrevista.


*Nota deontológica: Lionel Bayol-Thémines me propuso que escribiera el texto que acompaña su proyecto. Fotos del autor, salvo al segunda.


Aucun commentaire:

Publier un commentaire