lundi 16 novembre 2020

La ilusión suprema de David Claerbout

 


15 de noviembre de 2020, por Lunettes Rouges


(artículo original en francés, aquí)


David Claerbout, Wildfire (Meditation on Fire), 2019-20, video, 24 minutos


Yo siempre había percibido a David Claerbout como el maestro de la ilusión y el artificio en el espacio-tiempo, un adepto del ensamblado de imágenes, del encadenamiento de la lentitud, y me habían fascinado tanto su exposición en Pompidou en 2007, como otras obras vistas en otros lugares diferentes. Su última instalación, Wildfire (Meditation on Fire), hasta el 23 de enero en la galería Pedro Cera en Lisboa, desarma otra ilusión, otro ensamblado (ha sido creado para esta otra exposición que lamento no haber visto). 



David Claerbout, Wildfire (Meditation on Fire), 2019-20, video, 24 minutos


Vemos un bosque que se está quemando, árboles en llamas, la materia grumosa de las nubes de humo oculta las ramas rectilíneas. El fuego siempre fascina (y a veces vuelve pirómanos a algunos), entre romanticismo, ocultismo y Juicio final (podemos pensar también en ecología). A veces la imagen salta y pasa en fundido de un plano a otro, una imagen cubre la otra, se adivina una montaña, un artificio; no hay presencia humana, pero presentimos la presencia de fantasmas en el fuego, dudamos de lo que estamos viendo y la tranquilidad del agua no nos tranquiliza. Salimos de esta inmersión respirando mal, con los ojos rojos y una estúpida sensación de calor sobre la piel. 


David Claerbout, Wildfire (Meditation on Fire), 2019-20, video, 24 minutos (vista de la exposición)


Cuando leemos la hoja de sala o hablamos con el artista, entendemos que la ilusión es total; Claerbout no se ha contentado, como antes, ensamblando y manipulando imágenes existentes sino que ha creado digitalmente las imágenes de incendio, hasta tal punto, cuenta, que el sistema informático también se quemó. Aquí no tenemos realidad óptica ni representación de la realidad, sino una ilusión completa, suprema, una alucinación, cálculos, bits y píxeles, una abstracción tecnológica. ¿Podremos meditar ante un fuego falso? ¿Podremos aceptar el engaño a través de la hechicería del invento de una imagen? Mientras que la belleza surreal de las imágenes fascina, su realidad inquieta: ¿de qué somos los juguetes?


David Claerbout, Drawing wildfire (Core Deep Hell Reference), 2019, aguada y lápiz sobre papel, 46x61cm


Quizás para compensar ese malestar, para proporcionar un anclaje en lo real, la sala de la entrada de la galería presenta 8 aguadas. Dibujos románticos bien reales, hápticos, materiales que corresponden con las imágenes artificiales de los árboles en llamas.

Imágenes cortesía de la galería Pedro Cera (reencuadradas)


Aucun commentaire:

Publier un commentaire