mardi 13 février 2018

Retrato arcaizante de André Derain

13 de febrero de 2018, por Lunettes Rouges


(artículo original en francés, aquí)




La exposición Derain en el Centro Pompidou, ya se terminó y fue dedicada a la década 1904-1914. Aunque los lienzos ya eran conocidos, el objetivo de la exposición fue una forma de rehabilitar a Derain al presentarlo como estímulo para Matisse, promotor del fovismo, descubridor del arte indígena, pionero de la fotografía, descubridor de la niebla de Londres, y todo ello dentro de un proceso lógico y pictórico bien sentido. Derain va de intuición en intuición, siempre curioso, siempre dudando. Hubiera sido interesante explorar más su rechazo de la abstracción, que este hombre de gran cultura clásica percibía, parece, como una negación de toda la historia de la pintura. El cubismo lo devolvió hacia el clasicismo, hacia el « regreso al orden ».



André Derain, Jovencita de negro, 1914, Museo del Ermitage, San Petersburgo


En ese contexto una de las salas de la exposición me asombró y me fascinó : justo antes de la guerra, Derain pinta retratos realistas, neoclásicos, y abandona el cromatismo fovista y la geometría cubista de los años precedentes. Son cuadros algo arcaizantes en los que se siente la influencia del gótico tardío y del renacimiento primitivo, del Greco e incluso del Fayum y de Bizancio : las poses son solemnes, los rostros puros y delicados, los colores sencillos, los semblantes serios y pensativos. La jovencita de negro es uno de los más bellos ejemplos. También pensamos en De Chirico, otro pintor que volvió al clasicismo. Pero para Derain, esa « realidad mágica » antes de tiempo es solamente una etapa en su pintura, al igual que el retrato de Lucie Kahnweiler, Las Dos Hermanas, SábadoEs un momento que hace que se diferencia, un momento que lo aísla de la mayoría de sus amigos pintores, quienes entonces evolucionan hacia el cubismo geométrico y la abstracción. Son entonces esos cuadros tan diferentes que quise compartir aquí, en vez de Collioure, L'Estaque o la Danza. 

Aucun commentaire:

Publier un commentaire