dimanche 11 février 2018

Marisa Merz : ¿ en la sombra de Mario ?

11 de febrero de 2018, por Lunettes Rouges

(artículo original en francés, aquí)




Mario e Mariza Merz, sin título (tavoola per Marisa), 2003, 895x630x100 cm



Marisa Merz fue la única mujer del grupo Arte pobre, pero nunca se le vió tanto como a los otros miembros del grupo. La exposición en Serralves (hasta el 22 de abril) que ya mostraron en Nueva York y en Los Angeles antes de ir a Salzburgo, es una oportunidad para conocer una obra más bien desconocida. Es una obra que intenta encontrar un equilibrio entre la dimensión conceptualmente revolucionaria del Arte pobre y una expresión artística que demasiadas veces retoma los estereotipos supuestamente femeninos : inspiración doméstica, familiar, delicada, artesanal, que utiliza materiales simples y cotidianos. El ejemplo más claro es quizás esta obra hecha en colaboración con su marido Mario quien diseñó esta majestuosa espiral de mesas de vidrio sobre las cuales están puestas delicadamente unas pequeñas esculturas de barro de Marisa.



Marisa Merz, sin título, sin fecha, 9x7x10cm


La primera sala está dedicada a una serie de rostros, inspirados, algunas veces en los primitivos o en el Renacimiento; son de diversos materiales, algunos dibujados, otros esculpidos. Los rostros son a menudo informes, como visiones inciertas flotando. Nos interrogamos sobre el uso frecuente de la cota de malla : disimula los rasgos, protege no solamente de la mirada sino de la violencia, significa una forma de retiro, de refugio. ¿Qué pensar?



Marisa Merz, sin título, 1975, 4x23x9 cm cada una, foto Renato Ghiazza



El retiro en lo cotidiano doméstico se manifiesta también en muchas obras como el bordado con el nombre de su hija Bea o como estas bonitas pantuflas de hilo de nylon o cobre tejido. Todo ello carece de fuerza. En este arte original pero liso, creativo pero sin gritos, inspirado pero sin trauma, estamos lejos de alguien como Louise Bourgeois.

Aucun commentaire:

Publier un commentaire