lundi 30 avril 2018

Adentro y afuera, la calle y el riel para cuadros (1)


25 de abril de 2018, por Lunettes Rouges

(artículo original en francés, aquí)




RERO, How-much-is-enough?, instalación in situ, XXL2 Fundación Montresso, Abril de 2018


Se supone que en esta exposición todo es inmenso, la llamaron XXL (hasta el 31 de mayo), y en efecto, desde la entrada, la inscripción mural de setenta metros salta a la vista  «¿How much is enough?», quizás una pregunta exasperada, una forma de hartazgo, demasiado es demasiado; o es entonces una máxima moderada, ni demasiado, ni demasiado poco. Las palabras son grandes e imponentes y van tachadas, las niegan sin por lo tanto borrarlas : reconocemos la marca RERO, que ya había sobresalido hace algunos años en la galería Backslash. Aforismos, frases célebres, mensajes informáticos codificados, oximorones, que el artista raya y cuestiona, con ellos expresa su resistencia, se sale de la raya, es su libertad para desviar. La frase del frontón del edificio es el signo de un poder cuestionado, es también un convite para que pasemos el límite entre espacio público y espacio privado, entre adentro y afuera. 



RERO, Amor Fati, Pintura aerosol sobre bendirs, 110 x 362 cm, XXL2 Espacio Montresso, Abril de 2018



En el interior, su negación de la imagen se expresa en un cuadro grande de madera (arriba, frente a la instalación de Kouka), que, en tierras de iconoclasia, proclama la imposibilidad de ver la imagen, su prohibición, su supresión : imagen invisible que surge aquí a través de la escritura, como un eco a la belleza abstracta de las caligrafías árabes. Otra composición proclama el amor al destino (Amor fati) a través de pequeños tambores (bendir) que animan las fiestas del Ramadán : ¿fatalidad o sabiduría? ¿Cuándo luchar y cuándo aceptar su destino?



RERO, Sin título (war is peace, freedom is slavery, ignorance is strength), 2018, libro antiguo y letras adhesivas bajo resina, 52x70x8cm,


Al fondo, libros grandes de cánticos gregorianos en notación neumática que se llaman graduales, fueron vitrificados y fundidos, para servir de soporte a otros aforismos sobre la vigilancia, el control, o los imperativos de comunicación. Uno de ellos toma la novolengua de 1984 : «War is peace, freedom is slavery, ignorance is strength” : las palabras pierden el sentido, el poder nos dicta nuestros pensamientos. Esos sarcófagos de resina dan firmeza al fin de una cultura numérica imposible de manejar. Como un adalid del gradual romano en las graderías del coro alto, RERO se hace oír tachando, rayando. 




Kouka, Guerreros  bantúes , instalación 2016, foto. Fanny Lopez


Esta exposición reúne a cuatro artistas cuyo trabajo nació en la calle, del grafiti o en sentido más amplio del arte de la calle, actualmente sigue desarrollándose en gran formato y también por otros medios, en las paredes de una galería o museo por ejemplo. En el exterior, sobre el césped delante de la fachada, vemos a unos guerreros bantúes, todos idénticos, en vidrios grandes encastrados en concreto : inicialmente los pintaron en un edificio abandonado cerca de la plaza de la République, el château pirata de Albatar, y los salvaron in extremis cuando una vez evacuados sus ocupantes ilegales lo transformaron en hotel de lujo. Todos esos guerreros son idénticos, orgullosos y misteriosos, después de haber pasado por la isla de Gorea, montan guardia aquí. 



Kouka, Aunque corten todas las flores, no impedirán la llegada de la primavera, Técnica  mixta, instala de dimensión variable, vista de la exposición XXL2, Espacio Montresso, Abril de 2018



Su autor el artista franco congoleño Kouka sabe también combinar su dominio de la calle y su capacidad para producir obras coherentes y diferentes : no son transposiciones a lienzo, demasiado planas y banales, sino una obra entre pintura y escultura, sobre tablas de cerca ennegrecidas. En el interior, nos recibe un bosque de tablas, cada una es un tótem que representa a una mujer negra, no es un modelo reproducido 77 veces sino personas cada vez diferentes y únicas. El artista se inspiró en fotografías de la colonia, pretendidamente etnográficas mezcladas con voyerismo; todas desnudas, todas nos miran fijamente, orgullosas y desafiantes. El visitante navega entre ellas, disfruta de diferentes puntos de vista, se confronta con su tamaño, pasea a su alrededor y experimenta su volumen; muchas son montajes de doble cara, las tablas están fijadas con barras de hierro, puestas sobre bases de concreto; están rotas, marcadas, heridas, nadie puede evitar su materialidad ni su presencia, al contrario de los guerreros evanescentes sobre vidrio. Es como si sus miradas nos siguieran. 



Kouka, Ils pourront couper toutes les fleurs, ils n’empêcheront pas la venue du printemps, Technique mixte, installation à dimension varaible, vue d’expo, XXL2, Espace Montresso, Avril 2018


Su vientre en forma de gota de agua es fecundo, su piel está escarificada con letras e inscripciones difíciles de descifrar, en francés o en inglés, como una plaga de formas indistintas por encima del pubis. Hay que parar la oreja, cuatro parlantes emiten su discurso de orgullo, en francés, inglés, árabe y lari. ¿Y qué dicen? Somos una, estamos aquí, estamos juntas, en armonía, somos la belleza del mundo, somos el rostro de Dios, y muchas otras razones de orgullo proclamadas a la faz de la tierra. Ante el cuadro que afirma "I can’t see the image", exigen que las miren, que las escuchen, estar vivas. Es una obra de una fuerza extraordinaria, tanto por su peso político y su contextualización como por la coherencia artística que emerge. El paso de la calle a la sala de exposición, del vidrio pintado a la madera esculpida y pintada, del hombre silencioso a la mujer vocal, de la inmovilidad en la fachada a la instalación dinámica, demuestra no solamente la versatilidad del artista sino su dominio de un mestizaje de las formas artísticas que impresiona. 

Continuará mañana.. 


Nota deontológica : la Fundación Montresso me invitó
Imágenes cortesía de la Fundación Montresso, ©montressoartfoundation

Aucun commentaire:

Publier un commentaire